Otro documento de la OMS redactado anónimamente induce a error a los Partidos a #COP10

En la que se sugiere prohibir las bolsitas de nicotina porque son populares

Hace dos semanas, Copwatch llamó la atención a un documento escrito de forma anónima y diseñado para dar luz de gas a las Partes en la COP10 sobre los vapores desechables.

En un segundo documento de la misma serie se produce un intento similar de gaslighting, esta vez sobre los sobres de nicotina. Comienza exponiendo su posición. "Como ilustraremos a continuación, las bolsas se ofrecen en una extraordinaria variedad de sabores", antes de desorientar a las Partes en cuanto a la amenaza.

Afirma que "los estudios han demostrado que los productos del tabaco aromatizados atraen de forma desproporcionada a los jóvenes.(12) Los aromatizantes fomentan el consumo de tabaco entre los jóvenes principiantes y contribuyen al inicio de la adicción a la nicotina.(13,14)"

Se enumeran las referencias y está claro que no tienen nada que ver con las bolsas de nicotina.

Las petacas no son "productos de tabaco aromatizados". Tampoco son cigarrillos electrónicos y no hay pruebas de que atraigan a los niños. Si las hubiera, seguramente la OMS se apresuraría a hacer referencia a investigaciones en ese sentido. Evidentemente, no hay ninguna, así que había que despistar.

Partiendo de esta falsa premisa de una amenaza para la juventud, los autores anónimos dedican 19 páginas a hablar de sabores y colores como si fueran intrínsecamente malos. En ningún momento se aplica el contraargumento de que pueden atraer a los fumadores lejos del tabaco combustible, mucho más peligroso.

La mayoría de las recomendaciones se derivan del informe FCTC/COP/10/7, del que ya hemos hablado. aquí. Afirma tratar "cuestiones técnicas relacionadas con los artículos 9 y 10 del CMCT de la OMS (Reglamentación del contenido y la divulgación de los productos del tabaco, incluidos los productos del tabaco para pipa de agua, el tabaco sin combustión y el tabaco calentado)", pero aprovecha la oportunidad -más allá de su mandato- para hacer amplias recomendaciones sobre la prohibición de las petacas de nicotina.

¿Y qué pruebas aducen a favor de la prohibición total? La primera razón que aducen es que son populares. ¡Que el cielo no lo permita!

La OMS también está consternada porque las bolsitas "tienen propiedades atractivas, como sabores apetecibles, y pueden utilizarse discretamente sin el estigma de fumar". Cabría pensar que se trata de una combinación ganadora para una alternativa al tabaco de combustión, sobre todo porque estos productos son prácticamente indistinguibles de los chicles de nicotina en cuanto a riesgos para la salud. Al fin y al cabo, funcionan exactamente igual.

En su lugar, la OMS recomienda a los países que amplíen la vigilancia de estos productos y los regulen para "impedir cualquier forma de comercialización".

También sugieren que los países "regulen los productos de nicotina no terapéuticos de la misma manera que los productos de apariencia, contenido y uso similares". ¿Qué significa esto? Significa regular las bolsas de nicotina del mismo modo que el snus. Y eso significa, en muchos países, la prohibición.

Frustrantemente, parece que la UE apoya a la OMS en la formulación de estas recomendaciones, como reveló el eurodiputado Charlie Weimers el redes sociales.

Así que aquí estamos en el conocido territorio de "dejar de fumar o morir" que tanto gusta a la OMS y a otras instituciones de control del tabaco. Si se salen con la suya y se prohíben las bolsitas de nicotina a pesar de que actualmente no se conocen los efectos nocivos de su uso, puedes volver a fumar de forma mortal o comprarlas en el ya dudoso mercado negro, donde no hay controles sobre los ingredientes y la concentración de nicotina. Donde los envases aptos para niños no sólo están muy extendidos, sino que parecen casi obligatorios, y donde nadie sabe quién fabrica los productos que se venden.

Se supone que las normativas, por su propia naturaleza, reducen los daños potenciales en la población. Sin embargo, estas sugerencias de un autor anónimo del documento sobre las bolsitas de nicotina y de un grupo de la OMS que actúa al margen de sus competencias, eliminarán del mercado legal productos que son mucho más seguros que fumar, consagrarán a las empresas ilegales como el único proveedor de un producto muy sencillo de fabricar y, al mismo tiempo, ofrecerán protección a las ventas de tabaco combustible, la opción más peligrosa de suministro de nicotina que existe.

Copwatch no sabe si esto debe describirse como que el personal de la OMS no piensa bien las cosas, o simplemente que no piensa.

Alerta de derechos humanos en #COP10

La Secretaría del CMCT está trabajando entre bastidores para imponer una visión estrecha de los derechos humanos y el tabaco dentro del sistema de la ONU y entre los países (las Partes del Convenio).

En una reciente Reunión del Grupo de Trabajo de la ONU sobre Enfermedades No Transmisibles Lynn Gentile, de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, subrayó que unEl marco de derechos humanos es indispensable para responder a retos sanitarios como las ENT y la salud mental"..

El tabaco fue uno de los temas clave de la reunión. Se informó de que los miembros del Grupo de Trabajo habían acordado planes para 'garantizar [el] éxito de la conferencia y la reunión de las Partes en el Convenio Marco para el Control del Tabaco en Panamá..'. Este es un ejemplo de cómo los funcionarios de la ONU trabajan entre bastidores para influir en los resultados de las reuniones de la Convención.

También se ha informado de que el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Secretaría del Convenio CMCT están ultimando una serie de informes políticos que proporcionarán a los gobiernos información sobre cómo afecta el control del tabaco a los distintos sectores. Es probable que estos documentos se publiquen en el último momento y no figuren en el Programa de la COP.

Bajo la dirección de su actual responsable, Adriana Blanco Marquizo, la Secretaría de la Convención ha afianzado su labor en todo el sistema de las Naciones Unidas, incluidos los siguientes ámbitos derechos humanos. Presenta una visión estrecha del control del tabaco a otras agencias de la ONU que pueden tener pocos conocimientos especializados sobre el tabaco.

La Secretaría informe a la COP (FCTC/COP/10/15)  sobre cómo los derechos humanos se entrecruzan con el trabajo del CMCT es unilateral y escaso. Incluye declaraciones sobre la protección de las personas frente al humo del tabaco, menciones al derecho a la vida y al estado de salud más alto posible y a los derechos de los niños y los cultivadores de tabaco. La Secretaría no menciona otra corriente de trabajo en materia de derechos humanos dentro del sistema de las Naciones Unidas, en la que el acceso a los recursos de reducción de daños es un elemento clave del derecho a la salud.  La legislación internacional sobre derechos humanos apoya la reducción de daños, un argumento inicialmente esgrimido por la Relator Especial de la ONU sobre el derecho a la salud y ahora reconocido por muchas agencias de la ONU que trabajan en el ámbito de las drogas y en la reducción de daños del VIH. El acceso a productos de nicotina más seguros puede considerarse parte del derecho a la salud, en el sentido de que las personas deberían poder elegir alternativas más seguras al tabaco.

Como Copwatch se ha esforzado en señalar, la reducción del daño del tabaco (THR) está, hasta ahora, ausente de la COP10. Ninguno de los documentos o informes destinados a influir en las Partes menciona que los productos de nicotina más seguros ofrezcan oportunidades para la salud individual y pública. Los productos de nicotina más seguros se presentan como una amenaza para el control del tabaco, en lugar de como un potencial para desviar a la gente del hábito de fumar y de otros consumos de tabaco de riesgo. 

Los documentos de la COP clasifican todos los productos del tabaco juntos y no distinguen entre productos del tabaco de alto riesgo y alternativas más seguras. Predecimos que la estrecha perspectiva de los derechos humanos propuesta por la Secretaría presentará los productos de nicotina más seguros como una amenaza al derecho a la salud, al igual que los cigarrillos. Los grupos de defensa de los consumidores de THR están haciendo hincapié en el derecho a acceder a productos de nicotina más seguros. En un Carta abierta dirigida al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos - Volker Türk - 52 organizaciones de la sociedad civil subrayan la urgencia de adoptar estrategias basadas en la reducción de daños y el derecho a la salud (ver aquí para la versión inglesa). Piden que el sistema de la ONU reconozca la reducción de daños como obligatoria en virtud del derecho a la salud y que anime a la OMS a reconocer la legitimidad de la reducción de daños en relación con el tabaquismo, a animar a los Estados a adoptar políticas de reducción de daños y a fomentar la participación de grupos de consumidores en la COP. Será interesante ver la respuesta.

Llamamiento de un vaper a las delegaciones para la #COP10

"Hago un llamamiento a la delegación filipina, y a todas las delegaciones, en la próxima COP del CMCT, para que tengan en cuenta nuestra difícil situación"

Aquí publicamos un poderoso alegato de un vaper de Filipinas a los delegados que se reunirán en la COP10 de Panamá el mes que viene. 

"Dentro de un mes, las partes del Convenio Marco para el Control del Tabaco se reunirán en Panamá para debatir y establecer normas sobre cómo deben regularse los cigarrillos y los productos de nicotina vaporizada o PNV (así es como nos referimos a los cigarrillos electrónicos y a los productos de tabaco calentado aquí en Filipinas). El debate es tan político y emocional como siempre. Netflix presenta un documental sobre el mayor producto de vapeo del mundo, el Reino Unido es noticia por su nuevo enfoque del control del tabaco y las ONG antitabaco (ahora también antivapeo) están en primera línea para pedir la prohibición o la equiparación de las normativas de los cigarrillos y los VNP. La campaña anti-VNP emplea propaganda alarmista, noticias falsas, medias verdades y desinformación. Panamá marcará la pauta del próximo capítulo de la historia de las VNP. 

Lo que queda ahogado en todo este ruido son las voces de las personas que se verán más afectadas, los fumadores y los vapeadores. Los fumadores, porque los PNV han demostrado ser una herramienta útil para dejar de fumar, y los vapeadores, que se benefician de su disponibilidad en la actualidad. Soy un ex fumador. Pude dejarlo con la ayuda de un PNV. Sigo siendo un vapeador hoy en día, y si se eliminan las cualidades esenciales que hacen que los VNP funcionen para los fumadores (como los sabores y las restricciones de nicotina), no estoy seguro de si podré seguir vapeando, o si me encontraré volviendo a los cigarrillos. Este podría ser el caso de millones de vapeadores en todo el mundo que se verán afectados por las decisiones de un puñado de burócratas en Panamá que ni siquiera son lo suficientemente valientes como para abrir sus debates a la opinión pública. 

El problema con este debate es que los antis están impulsando la narrativa de que mantener a los menores alejados de los VNP y ayudar a los fumadores adultos a dejar de usar VNP son enfoques mutuamente excluyentes. Y no lo son. Es posible proteger a los menores para que no se enganchen a los productos de nicotina Y dar a los fumadores adultos la oportunidad de probarlos, y a los vapers adultos, de seguir haciendo de ellos su producto de nicotina preferido. Todo depende de la regulación. Prohibir, o igualar las regulaciones, sólo favorecerá a los cigarrillos y al mercado negro. Todavía me sorprende cómo la OMS y las ONG hacen la vista gorda ante estas realidades, y cómo siempre argumentan como si las cosas sucedieran en el vacío. "Los productos de vapor son peligrosos; tienen tal o cual sustancia química", dicen. Es cierto, pero si los comparamos con los cigarrillos, son mucho menos nocivos. Este ejercicio comparativo debería ser la prueba, y no algo enterrado en los titulares sensacionalistas que anuncian las peores cosas posibles que se puedan imaginar de esta categoría de productos (piense en el pulmón de palomitas de maíz, EVALI y otros tipos de desinformación) que ni siquiera ocurrirá si se establecen las regulaciones adecuadas. 

Las antiguas medidas tradicionales de control del tabaco deben complementarse con estos nuevos productos. Lo que cabe señalar es que los países con las mejores normativas en materia de PNV son todos desarrollados. Aún no hemos visto que estos productos despeguen en un país de renta baja o media. Aquí es donde entra en juego la CP. En lugar de preguntarnos cómo podemos alejar estos productos de los fumadores más pobres entre los pobres, deberíamos encontrar la manera de acercarles estos productos, ya que el impacto del tabaquismo se deja sentir con más fuerza en el sur global. Tenemos una oportunidad de oro para estudiar las pruebas disponibles, fijarnos en las normativas que funcionan (y que están acabando con los cigarrillos en los países en los que se les da la oportunidad de hacerlo) y compartir esto a nivel mundial como mejor práctica. 

Dejar de fumar PUEDE incluir a los VNP. Hago un llamamiento a la delegación filipina, y a todas las delegaciones, en la próxima COP del CMCT, para que tengan en cuenta nuestra difícil situación. Nosotros también somos sus electores, y nuestro bienestar, nuestras vidas, son más importantes que los egos, las personalidades y las ideologías que mueven a los antis en este debate". 

Presupuesto del CMCT: buen trabajo si se consigue

Copwatch le ofrece lo que necesita saber sobre los documentos de la COP10 relativos al presupuesto del CMCT. Se trata de tres documentos, todos ellos publicados en la COP10 página principal de documentos:

FCTC/COP/10/17 Propuesta de Plan de Trabajo y Presupuesto para el periodo financiero 2024-2025, 

FCTC/COP/10/18 Fondo de inversión de la OMS para el CMCTy

FCTC/COP/10/19 Rev.1 Pago de cuotas y medidas para reducir los atrasos de las Partes 

Lo primero que debe saber es que 59 Partidos no han pagado sus cotizaciones. Es decir, alrededor de un tercio de los miembros del CMCT.. También debe saber que el mayor financiador del CMCT es China. Como sabemos, China también alberga el Tabaco en China monopolio, la mayor empresa de cigarrillos del mundo.

En segundo lugar, en el periodo 2024-2025, el CMCT prevé gastar unos 17 millones de USD en gastos directos, excluidos los costes de recuperación (19/10 Rev1). Casi la mitad de esta cantidad se destina a los sueldos de los burócratas de la OMS. Se espera que unos 2 millones de USD de los 8 millones presupuestados para sueldos se cubran con contribuciones "extrapresupuestarias". Parece probable que las contribuciones "extrapresupuestarias" procedan de donantes ricos, que fijarán la agenda en función de sus intereses, no de los intereses de las personas que fuman o de los países en los que residen.

El mayor coste no salarial, con diferencia, es... la organización de la COP11, con casi 1,7 millones de dólares. Copwatch está confundido. En agosto, se reveló que hubo indignación en Panamá al revelarse que el Ministerio de Salud (Minsa) había gastado "$4,881,732.20 para la organización de una conferencia contra el tabaco". ¿Se trata de 1,7 millones de USD adicionales?

¿Qué le parece esto como contribuyente? Dado el secretismo de los COP, no podrá juzgar si su dinero le sale rentable. 

En tercer lugar, suponemos que el fondo de inversión lanzado en la COP9 no está funcionando bien. Pero sólo podemos suponerlo, ya que no hay nada escrito al respecto, sino que se promete que "la Secretaría del Convenio proporcionará una actualización verbal en la Décima sesión de la COP (COP10) sobre el estado de las inversiones para el Fondo". (10/18). 

Estos documentos revelan que el CMCT se ha topado con otro problema: que nadie quiere formar parte de los dos comités de supervisión ("fue un reto atraer a candidatos cualificados" - ver 10/18). Uno de los comités estaba destinado al Fondo de Inversión para el CMCT de la OMS y el otro al Fondo de Inversión para apoyar la aplicación del Protocolo para la Eliminación del Comercio Ilícito de Productos de Tabaco (para el cual ni una sola persona expresaron su interés en servir). Como resultado, la Secretaría del CMCT propone fusionar los dos comités en uno solo, y definirá su propósito, funciones, autoridad, composición y selección, así como otros asuntos administrativos.

Este es el problema de la propuesta: los miembros del Comité de Supervisión deben ser propuestos por el Comité de Selección. ¿Quién es el Comité de Selección? El Presidente y un Vicepresidente del órgano rector de cada tratado, así como el Jefe de la Secretaría de la Convención. En otras palabras, las personas encargadas de la supervisión son nombradas por las mismas personas a las que se supone que deben supervisar. La reelección del Comité de Supervisión depende de nuevo del Comité de Selección.  

Pero, ¿tiene realmente importancia? No estamos tan seguros, porque el Comité de Supervisión es puramente consultivo y no tiene ninguna responsabilidad de gestión, decisión u operativa. Sólo tiene que reunirse dos veces al año, y la COP y la MOP pueden hacer caso omiso de sus recomendaciones. Por último, en consonancia con la ética de la OMS de encubrir las cosas, las actas de las reuniones del Comité de Supervisión y sus recomendaciones sólo se facilitarán a las oficinas de la COP y la MOP, y no se compartirán con la COP o la MOP, ni se harán públicas.

En resumen: el CMCT gasta casi la mitad de su dinero en sus propios salarios. El mayor financiador es China, y algunos salarios son financiados por donantes ricos (piense en Michael Bloomberg). Las normas propuestas garantizan que en el futuro no habrá una supervisión presupuestaria significativa. Creo que acabamos de resolver el misterio de lo que hay detrás de la demencial guerra de la OMS contra la nicotina más segura.

La OMS publica documentos redactados de forma anónima para gasear a las Partes en la COP10

En la que se invita a los delegados de la COP a opinar sobre vapes en confianza

Copwatch ha detallado muchos casos en los que la OMS y la Secretaría del CMCT han jugado a la ligera con las pruebas o han seleccionado investigaciones para adaptarlas a su agenda contraria a la reducción de daños. Es algo acientífico y vergonzoso, pero nada que no hayamos visto antes. Sin embargo, se han publicado dos nuevos informes sobre los vaporizadores desechables y las bolsas de nicotina. una página aparte al menú principal de la COP10 que parecen específicamente diseñadas para confundir a los delegados de la COP10 basándose únicamente en opiniones. 

Hay mucho que se podría cuestionar en ellos, pero el problema sería a quién dirigirse teniendo en cuenta que están escritos de forma anónima. Se espera que los altos funcionarios de todo el mundo que asistan a la reunión de Panamá se fíen de la información errónea? 

Analicemos la primera, que preocupa a los vapes de un solo uso (que el documento denomina sin encanto D-ENDS) y contiene una serie de supuestos no referenciados. 

Sin ningún vínculo con la investigación, afirma que "existe el riesgo de que [la] bobina metálica libere metales pesados en el proceso de calentamiento." Puede que haya riesgo, pero también puede que no. Se desaconseja a los estudiantes que consulten Wikipedia para sus estudios, pero al menos se rechazan las entradas si una suposición no está respaldada por una fuente creíble. Este documento de la OMS no se preocupa por esa probidad a pesar de haber sido diseñado para la función mucho más importante de educar a los representantes gubernamentales sobre un área vital de la salud pública. 

Afirma que "la adición de aromatizantes aumenta la toxicidad del aerosol ENDS de manera significativa"de nuevo sin ninguna prueba que lo respalde. Un revisor de Wikipedia añadiría [cita requerida] pero la OMS no parece creerlo necesario. 

El documento denuncia que "también observamos una fuerte actividad de los grupos de presión de la industria para regular lo menos posible los productos más nuevos (productos de tabaco calentado, o HTP, snus y bolsas de nicotina, y ENDS en todas sus formas)"que quienes reconocen los importantes beneficios de la reducción de daños considerarían sensata. Sin embargo, a los partidos se les dice que lo ignoren porque -y esto puede dejarle boquiabierto- la OMS acusa a la industria de "insistiendo en la retórica que pretende que son una alternativa "más segura" a los productos del tabaco".

¿Fingir? No cabe la menor duda de que estos productos son menos nocivos que el tabaco de combustión, y existen numerosos estudios científicos que demuestran la diferencia de riesgo. No hay ninguna pretensión al respecto. Los únicos fantasiosos aquí son los autores si creen que un suministro de nicotina de menor riesgo es no más seguros. Si es así, ¿cómo pueden estar cualificados para escribir documentos para la OMS? 

Asimismo, cabe señalar que los consumidores y los científicos independientes también están a favor de una regulación ligera, no sólo la industria. Se trata de otro intento endeble de presentar la reducción de daños como un complot de la industria en lugar de una importante oportunidad para la salud pública. 

Además, critica la normativa de la UE sobre la potencia de los líquidos de nicotina, alegando que 20mg/ml. "ya se considera una fuerte concentración" pero no dice por quién. Muchos no estarían de acuerdo. No se da ninguna referencia. 

A continuación, el autor o autores anónimos se adentran aún más en el país de las nubes. En "estrés" que las encuestas muestran "La prevalencia de D-ENDS aumentó significativamente y la de la mayoría de los demás productos (HTPs, snus, sobres de nicotina) había aumentado, y no se observó ningún descenso significativo en la prevalencia de cigarrillos". 

Las ventas japonesas de tabaco han descendido alrededor de 50% desde que los productos de tabaco calentado llegaron al mercado y el gobierno británico acordado recientemente que vapes "son hasta dos veces más eficaces que el sustituto de nicotina autorizado disponible". Uno también debe preguntarse cómo los autores anónimos han pasado por alto el hecho de que Suecia está a punto de alcanzar el objetivo antitabaco de la UE para 2040 de menos de 5% de prevalencia del tabaquismo 17 años antes gracias al uso del snus. El documento de la OMS también sueña con que "los jóvenes podrían hiperventilar con un D-ENDS"[cita requerida].y que "Se suele considerar que una barrita Elf 800 proporciona un equivalente en nicotina de 60 cigarrillos". Este es un fragmento de desinformación que se cita con regularidad entre quienes se oponen al vapeo y que ha sido sucintamente tachado de mito por Action on Smoking and Health en el Reino Unido.

Tras catalogar las pistas falsas, los mitos, las opiniones sin fundamento y los rumores sin base científica, nuestros autores anónimos resumen recomendando que "muchas políticas eficaces contra el tabaco deberían aplicarse también contra los ENDS desechables (paquetes sencillos, prohibición de sabores, impuestos, prohibición total de la publicidad, venta sólo bajo un sistema de licencias, etc.)".

Copwatch quisiera hacer algunas preguntas. ¿Quién lo ha escrito? ¿Cuál es su cualificación? ¿Por qué no ofrecen más que opiniones sin respaldarlas adecuadamente con enlaces? ¿Por qué las Partes deberían creer afirmaciones que se apoyan en menos pruebas de las que se considerarían necesarias para un blog medianamente decente? 

La OMS y la Oficina del CMCT no deberían dedicarse a publicar artículos de opinión, que es la única forma en que puede describirse este documento. 

Y lo que es más importante, sería una dejación de funciones que las Partes de la COP10 se tomaran en serio esta orientación superficial, poco profesional y sin pruebas a la hora de contemplar recomendaciones en Panamá para una normativa mundial.

Guía de documentos de la COP10: CMCT/COP/10/4

En la que cada uno marca sus deberes

Continuamos con la guía de Copwatch sobre los documentos proporcionados para "educar" a las delegaciones nacionales en la conferencia COP10 de noviembre. CMCT/COP/10/4

Elaborado por la Secretaría de la Convención, el tema del informe es Avances mundiales en la aplicación del CMCT de la OMS. El informe se basa en los datos presentados por las Partes (países) y mide sus progresos en la aplicación de la Convención. Convenio Marco para el Control del Tabaco Tratado en sus marcos políticos y normativos nacionales.  

La Secretaría define los avances en función de hasta qué punto los países han aplicado las medidas MPOWER del CMCT, es decir Montrol del consumo de tabaco, Proteger a las personas del humo del tabaco, Offerir ayuda para dejar de fumar, Wnformación sobre los peligros del consumo de tabaco, Enforzar la prohibición de la publicidad del tabaco, y Raumentar los impuestos sobre el tabaco.

El informe señala que la aplicación del CMCT ha sido en general lenta. No obstante, se elogia a cuatro países por haber adoptado en grado sumo las medidas MPOWER del CMCT: Brasil, Mauricio, Países Bajos y Turquía.  

Pero la cuestión es que la adopción de las medidas MPOWER no está ayudando a estos países a alcanzar el objetivo crucial, es decir, reducir el tabaquismo.    

En TurquíaLa prevalencia del tabaquismo es muy alta y, de hecho, ha aumentado en los últimos años. En  Brasil fumar está disminuyendo muy lentamente, de 10,8% en 2014 a 9,1% en 2021, Mauricio también muestra una diminuta disminución de 19,3% en 2015 a 18.1% en 2021Países BajosLa UE, sede de un poderoso grupo de presión para el control del tabaco, también obtiene malos resultados en las tasas de prevalencia del tabaquismo.   

Los cuatro países, defendidos por la OMS como mejores prácticas, obtienen buenos resultados en las medidas MPOWER, pero obtienen malos resultados en la reducción de las tasas de tabaquismo. ¿Es una coincidencia que los cuatro países también hayan prohibido o restringido gravemente la disponibilidad de productos de nicotina más seguros?   

En comparación, los países en los que los consumidores se han pasado en gran número a productos de nicotina más seguros -Japón, Nueva Zelanda, Noruega, Suecia, Reino Unido- han registrado descenso drástico de la prevalencia del tabaquismo. La OMS no celebra estos éxitos. 

Lars M. Ramström, eminente investigador del control del tabaco, señala amablemente estas incómodas verdades en su reciente Comentario:

"Las medidas de Reducción de la Demanda y Reducción de la Oferta recomendadas por la OMS son sin duda herramientas valiosas. Pero la lucha no alcanza su máxima eficacia sin el tercer pilar establecido en el artículo 1d del CMCT: la Reducción de Daños".
[Comentario] Las estrategias de la OMS para reducir las muertes relacionadas con el tabaco son insuficientes, Lars M. Ramström 

Lea íntegramente el breve comentario del profesor Ramström. Y vuelva a leer nuestro artículo del año pasado, en el que informábamos de que Robert Beaglehole y Ruth Bonita, ambos expertos independientes que habían ocupado altos cargos en la OMS, habían dicho prácticamente lo mismo:
https://copwatch.info/the-fctc-is-no-longer-fit-for-purpose-say-independent-experts/

Volver a la Documentos oficiales de la COP10 - no hacen sino confirmar que la OMS y el CMCT se han olvidado de los mil millones de personas que fuman, una cifra que no ha cambiado en tres décadas. La OMS y la secretaría del CMCT no serán parte de la solución mientras continúen obstinadamente con sus ineficaces medidas MPOWER y obstruyan la reducción de los daños del tabaco.